Inicio Mundo El Cielo de San Francisco se tiñe de Rojo y genera temor...

El Cielo de San Francisco se tiñe de Rojo y genera temor por su aspecto Apocalíptico

El cielo de San Francisco se ha vuelto rojo ya generado cientos de videos virales que han provocado unas reacciones preocupantes en ciertos ciudadanos ya que se muestra una ciudad en rojo, como si estuviera en llamas, y ciertamente el color de ese cielo se debe a los incendios que se están reproduciendo en varios lugares de California Lamentablemente.

Las redes sociales muchos usuarios han dicho que se estaba viviendo el Apocalipsis debido a la apariencia de sangre y fuego que se vivía al rededor de los cielos, como cristianos sabemos que esto no está sucediendo sin embargo cabe mencionar que la civilización se encuentra muy sensible ante esta situación es provocada por personas que no cuidan la naturaleza.

Las escrituras nos enseñan a cuidar el planeta tierra ya que es creación de Dios y sobre todas las cosas es necesario comprender qué debemos hacer todo lo posible para no contaminar lo y proteger su ecología.

Este tema no es muy hablado en las iglesias actuales ya que están preocupados más solitaria mente en términos materiales como el dinero sin embargo la Biblia es clara que en el futuro la tierra será parte de quién juzga a los hombres de la Tierra, un ejemplo es cuando la escritura dice que el sol quemara en gran temperatura.

– Ad –

No nos olvidemos que como iglesia tenemos que promover el cuidado de la creación de Dios y por supuesto estar atento a las señales que nos está dando el planeta en cuanto a la vida humana que debería ser consciente de los tiempos de contaminación ambiental en la que vivimos.

Romanos 8:20-23 : Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora;y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.

El Video en cuestion: