¿Adonde se van los Demonios luego de ser expulsados por una Liberación?

Una de las grandes preguntas de la iglesia evangélica pentecostal es a dónde van los demonios luego de ser expulsados.
Administrar en el área de la liberación espiritual se puede apreciar diversos ministerios utilizando distintos tipos de sanidades y a su vez enviando demonios a otros lugares al expulsarlo de un cuerpo . Es sabido que la iglesia no acepta del todo este tipo de ministerio en la que se liberan demonios del cuerpo de un cristiano, la causa o el motivo es por no conocer precisamente que sucede Bíblicamente con los demonios al salir. A continuación presentaremos qué sucede en la liberación. La mayoría de las vibraciones no son iguales ya que hay que tener conciencia de que no todos los demonios tienen el mismo nivel.

Muchos ministros que entrenan discípulos para la violación sostienen que los demonios a ser expulsados se van a echar a los pies de Jesús, otros aseguran que son enviados al Abismo, también aseguran que se van al Desierto sin embargo esas pruebas no son bíblicas. Es por eso que debemos exhortar que este ministerio se cumpla en su totalidad de manera bíblica, la imposición de manos hasta la oración que se realiza Al momento de confrontar con el demonio, potestad de las tinieblas o legión.

– Ad –

El asunto es que si analizamos las palabras del señor Jesús no encontramos el sitio donde se envían los demonios, sino que son los mismos demonios que se alejan sin decir a dónde van, por lo tanto quiero decir que no podemos decidir En qué lugar se envían los demonios.

“Todos los demonios le suplicaron, pidiéndole: ‘Envíanos a los cerdos para que podamos entrar en ellos’. De inmediato, Jesús les dio permiso. Luego salieron los espíritus inmundos y entraron a los cerdos. Y la manada, que contaba con unos dos mil, corrió salvajemente por una colina empinada hacia el mar y se ahogó en el mar “(Marcos 5: 12- 13)

En este capítulo vemos un sitio determinado sin embargo Eso no significa que nosotros tengamos que enviar a los demonios a dentro de los animales o cualquier otro lugar. Jesús ordenó mandamientos contra los demonios con los siguientes ejemplos: “Salid del hombre, espíritu inmundo” (Marcos 5: 8) “Espíritu mudo y sordo, yo te mando, sal de él, y no entres más en él” (Marcos 9:25) “Eres libre de tu enfermedad” (Lucas 13: 12b). “Sueltalo y déjalo ir” (Lucas 1: 44c). Esto son las pruebas de que no existen los lugares donde los demonios son enviados sino que simplemente debemos orar, clamar al Señor y a su vez el demonio seguirá sin importarnos Hacia dónde se dirige.

Comments

comments