Investigación descubrió que Obama fabricó un bunker para salvarse del Apocalipsis

“y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?” Apocalipsis 6:16-17

De acuerdo a las informaciones publicadas, este lugar fue terminado en el 2010 y posee una profundidad de cinco pisos.

En su mandato en la presidencia en EE.UU. Barack Obama mandó construir bajo el ala norte de la Casa Blanca un búnker pensado para escenarios apocalípticos.

Como lo describe el libro “Dentro de La Casa Blanca de Trump”, Cambiando las reglas del juego’ (‘Inside The Trump White House: Changing the Rules of the Game’) el escritor estadounidense y experiodista de The Washington Post Ronald Kessler. The Washington Examiner ha publicado este 2 de abril varios fragmentos de la obra.

– Ad –

Dicho refugio comenzó secretamente en el año 2010, oficialmente bajo el pretexto de mejorar el cableado eléctrico y el sistema del aire acondicionado de la Casa Blanca. Sin embargo, los expertos sospechaban que un proyecto que tenía un presupuesto de 376 millones de dólares, al que se apodó entonces como el ‘Gran Hoyo'(‘Big Dig’, en inglés), escondía algo más.

Kessler, asevero que el búnker es mucho más grande que el que ya existía bajo el ala este de la Casa Blanca, el conocido oficialmente como Centro de Operaciones de Emergencia Presidencial, donde, por ejemplo, el vicepresidente Dick Cheney y otros altos funcionarios se escondieron durante los ataques del 11-S.

Esta obra posee cinco pisos de profundidad, tiene capacidad para que en él se proteja todo el personal de la Casa Blanca durante un tiempo indefinido en caso de “ataque con armas de destrucción masiva”, asegura el autor del libro.

Luego de Trump ganar las elecciones, los altos funcionarios visitaron el búnker, cuya existencia está clasificada”, asegura Kessler.

Comments

comments