Iran advierte a Israel “El día de la gran batalla está por venir”

El líder del grupo terrorista dice que no quiere arrojar judíos al mar, pero insta a ‘Subirse a sus aviones y barcos y regresar a los países de donde vino’.

El líder del grupo terrorista Hezbollah de Líbano dijo el viernes que sus hombres no abandonarán Siria incluso si el mundo entero intenta obligarlos a hacerlo, y agregó que solo una solicitud del gobierno sirio provocaría tal medida.

Hassan Nasrallah dijo que Israel había esperado durante años que el líder sirio Bashar Assad cayera. Ahora que tal ambición parece poco probable, dijo, Israel se ha fijado un nuevo objetivo: expulsar a Irán y Hezbollah de Siria.

Los comentarios de Nasrallah se produjeron durante un discurso televisado que dio a cientos de partidarios que se reunieron en la aldea de Maroun el-Ras, en la frontera del Líbano con Israel, para conmemorar el Día de Quds.

– Ad –

El cercano aliado de Irán dijo que las afirmaciones de Israel de que Irán planea reanudar el enriquecimiento de uranio para eliminar a seis millones de judíos en Israel eran mentiras. Irán y sus aliados no quieren matar a los judíos, afirmó.

“No queremos destruir, matar o arrojar a nadie al mar”, dijo. “Sube a tus aviones y barcos y regresa a los países de donde vienes”.

Pero “si insistes en la ocupación, llegará el día de la gran guerra, el día en que todos oremos en Jerusalén”.

Dijo que los palestinos habían demostrado que “no abandonarán Jerusalén, la mezquita de Al-Aqsa, Palestina y el derecho al retorno” a pesar de todas las presiones externas.

“Y este pueblo después de 70 años de desplazamiento y sacrificios está creciendo en presencia y fuerza”, agregó.

Israel ha dicho que no aceptará que las fuerzas de Irán y Hezbollah se atrincheren en el sur de Siria a lo largo de su frontera.

Funcionarios israelíes han negado las afirmaciones del embajador de Rusia ante la ONU de que Moscú ha llegado a un acuerdo con Jerusalén sobre la retirada de las fuerzas iraníes del sur de Siria.

– Ad –

Un alto funcionario israelí dijo a Channel 10 la semana pasada que el primer ministro Benjamin Netanyahu dejó en claro al presidente ruso, Vladimir Putin, durante una conversación telefónica que Jerusalén quiere que las fuerzas iraníes, incluidas Hezbolá y otras milicias chiítas, salgan completamente de Siria, y no solo de la región sudoeste el más cercano al estado judío.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos con sede en Gran Bretaña dijo la semana pasada que los asesores iraníes y los combatientes de Hezbolá se retirarán de las regiones sureñas de Daraa y Quneitra, cerca de los Altos del Golán de Israel. Pero los funcionarios iraníes han negado esas afirmaciones.

Irán ha afirmado que no tiene tropas de combate en Siria, y que sus oficiales militares solo están sirviendo allí como asesores.
Israel ha prometido reiteradamente evitar que Irán establezca una presencia permanente en Siria y el Líbano, y ha llevado a cabo decenas de ataques aéreos contra las fuerzas respaldadas por Irán e intentos de contrabandear armas avanzadas a Hezbollah.

Las tensiones a fuego lento entre Israel e Irán en Siria aumentaron considerablemente en los últimos meses, comenzando en febrero, cuando un avión teledirigido iraní que transportaba explosivos fue trasladado desde la base aérea T-4 en el centro de Siria al espacio aéreo israelí, y fue derribado por un IAF helicóptero.

A principios de este mes, la Fuerza Aérea israelí llevó a cabo su mayor operación en Siria en 40 años, cuando atacó a más de 50 objetivos iraníes, en respuesta a un bombardeo de cohetes iraní en los Altos del Golán.

Comments

comments