Aumenta en Sudamérica el Culto a “Dios Madre” y Perú es la capital latina de esta Secta

Está aumentando poderosamente la cantidad de Iglesias que aseguran que existe Dios madre, no se trata de la Virgen María, deidad femenina sino que aseguran que hay una mujer qué es poderosa para salvar las almas de sus seguidores.

Esta madre Dios vive en Corea del Sur y con el correr del tiempo atravesado el océano para situarse de manera Peligrosa en sudamérica. Uno de los países que ha recepcionado con mayor potencial es la República del Perú,sin embargo sería injusto atribuirle toda la responsabilidad a este país ya que hay varios otras naciones que han abierto Las puertas a está oscura secta.

¿Quiénes son? ¿de dónde vienen? ¿qué hacen? Se hacen Llamar la iglesia de Dios sociedad misionera mundial, esta iglesia tiene aproximadamente más de un millón y medio de miembros repartidos en más de 2000 Iglesias alrededor de unos 150 países. Es considerada una secta pseudo cristiana ya que su doctrina es completamente herética considerando que existe un reinado dónde está Dios padre, Dios madre y una familia real (hijos de estos lideres) que son superiores por sobre los miembros del cuerpo de Cristo.

– Ad –

En Uruguay se encuentra Asia desde el año 2012, sin embargo su sede central se encuentra en Bundang en una provincia aproximadamente a una hora de distancia de Seúl, Corea del Sur.

Ellos creen que hay un Dios masculino y otro femenino. El Dios masculino es el que se conoce como padre como cómo siendo Jesús y obviamente el espíritu santo. El tema es que consideran que la segunda venida de Dios masculino se ha llevado a cabo mediante el arribo a la vida del coreano Ahn Sahng-Hong (1918-1985), quién es adorado por sus fieles como el mismísimo Jesucristo quienes aseguran que ya vino a Corea del Sur al finalizar su misión dejando a la madre del cielo Chang Gil-Jah como heredera del Reino de Dios.

Aqui esta el video detallado puntillosamente sobre como han establecido la sede mas importante en Peru:

Aqui esta el video exponiendo la falsedad de este movimiento:

Comments

comments