Conozcan los 8 objetos que abren “un portal demoníaco” para arruinar una familia cristiana

El mundo demoníaco existe, y los demonios están mirando un cuerpo para hospedar o un objeto para atar. En las escrituras, vemos ejemplos de espíritus territoriales en Marcos 5 que deseaban ocupar una región.

Los espíritus familiares conocen lo que está en nuestra línea generacional y contra qué luchamos. Trabajan para sostener los mismos patrones y hábitos negativos que ocurren reiteradamente. Los espíritus territoriales y los espíritus familiares pueden esconderse en la atmósfera, queriendo intervenir nuestras almas y atarnos a los objetos. Los espíritus pueden absorverse a objetos que no son de Dios, sino malditos o dedicados a un baal falso.

En la Biblia, tenemos los pasos a seguir respecto a qué hacer con un objeto que podría poseer conexiones espirituales oscuras.

Debes quemar las imágenes talladas de los baales. No puedes desear la plata o el oro que hay en ellos, ni absorver nada de eso, para que no te aten definitivamente, ya que es una abominación para Jesucristo.
No debes traer una abominación a tu casa, no sea que seas maldecido así, pero debes detestarlo y aborrecerlo absolutamente, porque es una cosa maldita (Deut. 7: 25-26).

– Ad –

Quizas heredamos un objeto impío de nuestros abuelos (sin querer), algo que compramos mientras visitabamos lugares o simplemente regalos. Sugiero orar por los regalos que te dan sin mala intención, pero con un alto nivel espiritual satánico.

Las cosas que definitivamente no debemos guardar en nuestros hogares son todo tipo de dioses falsos como Buda, cazadores de sueños, pie de conejo, símbolos yin-yang, signos de paz, todo objeto que represente lo demoníaco o la oscuridad y cualquier cosa que esté arraigado con una religión falsa.

Ademas hay lo que llamo objetos secretos que debemos discernir, como joyas, regalos, tapices,reliquias y objetosos sentimentales.

Esta es la lista de cosas que debes preguntar y discernir con el Espíritu Santo:

Joyas de un ex amante o ex cónyuge.
Cosas de las amistades que han generaron desunión.
Objetos que le recuerdan un trauma emocional o físico.
Objetos de reliquia a menos que conozcas tu ascendencia y la espiritualidad de tus antepasados.
Joyas de su línea generacional.
Joyas con simbolismo ocultista o simbolismo que son desconocidos.
Elementos sin conocimiento de porque contar con ellos.
Artículos que distintas personas dejaron en tu casa sin consentimiento.
¿Cómo debemos discernir o decidir qué conservar y qué desechar?

– Ad –

¿Como solucionar este problema espiritual?
Ora y busca el Espíritu Santo.
Pídele ayuda a un amigo maduro cristiano que te ayude a resolver el asunto.
No des valor a tu carne y tu opinión simplista: “es solo un objeto”.
No le des un gran valor sentimental. El sentimiento del elemento aún está dentro tuyo, en tu corazón o mente, incluso después de que se haya eliminado el objeto.

Debemos ser sabios en las decisiones que tomamos, sin embargo no debemos ignorar las herramientas que usa el enemigo. Limpia tu hogar y deshazte de los elementos que no glorifican Dios o que tienen llamamiento demoníaco. Cierra las puertas abiertas al enemigo para provocar ataques de guerra espiritual contra ti.

Comments

comments