Visión de Mujer Cristiana “Pude ver regresar a Jesucristo de la Mano de Dios Todopoderoso”

El 11 de Abril de 2018, tuvo un sueño donde lo vi descender desde arriba. Su tamaño colosal no se parecía a nada en el ámbito natural. Luz y poder emanaron de él. El dosel oscuro del cielo nocturno se encendió con rayos de brillo. Aquellos que lo conocieron como su amado Salvador corrieron hacia Él. Gritos de alabanza llenaron la atmósfera a mi alrededor. Mis manos estaban levantadas, y mi alegre salto dio paso a mi propia voz bulliciosa, “¡Eres tú! ¡Eres tu!”

Su novia, que se distingue por su túnica blanca y brillante, todos exclamaron su prominencia real a su llegada.

Los creyentes y los incrédulos, uno al lado del otro, demostraron marcados contrastes de comportamiento mientras Él continuaba descendiendo desde lo alto. Mezclados con las altas alabanzas de los santos, los que se resistían a Su descenso oyeron gritos de terror. La evidencia de su ira resonaba en mis oídos mientras gritaban: “¡No, no, no!”

– Ad –

Inseguro de la desaparición de quienes me rodeaban, vi que algunos se desplomaban en el suelo, tal vez en la muerte, y otros caían hacia atrás mientras se desmayaban con incredulidad. La escena traspasó mi mente y mi corazón con gran intensidad. Todos los que no estaban preparados por el regreso inminente del Hijo de Dios fueron vencidos con extrema desesperanza, histeria y conmoción. Fin del sueño

Entonces escuché esto: “Diles a todos que el inminente regreso del Hijo de Dios está cerca”.

Luego, a la mañana siguiente, escuché esta palabra:

“El último día está por llegar, algunos pueden decir que no, pero así es”. Más pronto de lo esperado, ocurrirá el regreso inminente del Hijo de Dios. Corazones que son puros y listos abrazarán su llegada. Sin embargo, muchos todavía rechazan el proceso crítico del perdón y la santificación en el alma: pensamientos, emociones e incluso libre albedrío.

Innumerables creen que los métodos tradicionales, las reglas religiosas y el dogma denominacional son las únicas herramientas preparatorias que deben usar cuando buscan redimir a sus almas quebradas a través de métodos inútiles que los mantienen atados, corazón y alma.

He llamado a muchos totalmente a Mí en esta hora, esta hora crítica. Sin embargo, la lealtad a los sistemas y rituales del hombre los mantiene ciegos, pobres y sobrecargados. Incapaces de alcanzar la verdadera libertad del ayer, continúan intentando ganar Mi amor y mi favor por métodos externos de religión. Pocos acuden a Mí, solo a Mí, para encontrar alivio de las necesidades tan profundas que se filtran en todas sus vidas causando que muchos lloren.

– Ad –

Un deseo de prepararse para los eventos cataclísmicos que tienen, sin embargo, están ciegos a la simple oferta de vida en Mí. Las masas se esfuerzan por hacer más por Mí, abrumadas por los libros de reglas, costumbres y credos que están disociados con Mis palabras.

Los llamados de Clarion están saliendo por todo el mundo en diferentes esferas para que ninguno tenga excusa cuando en el último día todos vean a muchos levantados solo para Mí. El regreso inminente del Hijo de Dios está cerca. Prepara tus almas para que sean puras e inmaculadas, desprovistas de odio, ira, malicia y los muchos pecados de la carne humana. Que las meditaciones de tu corazón y tu mente sean continuamente agradables para Mí, Jesús, el próximo Rey y el Hijo del Dios viviente “.

Referencias Bíblicas:

“Y habiendo dicho estas cosas, viéndo lo ellos, fué alzado; y una nube le recibió y le quitó de sus ojos. Y estando con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él iba, he aquí dos varones se pusieron junto á ellos en vestidos blancos; Los cuales también les dijeron: Varones Galileos, ¿qué estáis mirando al cielo? este mismo Jesús que ha sido tomado desde vosotros arriba en el cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.” Hechos 1:9-11

“DEJANDO pues toda malicia, y todo engaño, y fingimientos, y envidias, y todas las detracciones,” 1 Pedro 2:1

“Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.” Salmo 19:14

Comments

comments