Poder de la Oración: Niño Resucita luego de la intercesión milagrosa de su Madre

Una mujer llamada Tammie Mask, recibe una llamada telefónica con referente a su hijo “Stephen”, ya que el 21 de septiembre del 2011, el joven solo tenia 21 años, la madre comento: “Mi nuera me dijo que viniera al hospital ya que que mi hijo había colapsado y falleció”.

Minutos antes de que Stephen llegara al hospital se encontraba jugando con sus amigos fútbol, en Texas Estados Unidos, cuando jugaba se cayo, y fueron a ver que le había ocurrido, en ese momento votaba una espuma por su boca, una enfermera que caminaba cerca del área.

Dicha enferma le brindo los primeros auxilios, mientras la ambulancia llegaba, sin embargo cuando los asistente médicos dijeron que este chico no tenia ni un golpe. La madre siguió narrando y dijo: “Fui a ver a mi hijo y me dejaron en la sala donde estaba él, luego me puse a orar en ese lugar”.

Los doctores dijeron que no había solución alguna para Stephen, dicho personas es del Hospital Metodista de Houston.

– Ad –

El cardiologo del joven, quien se encontraba en estado de coma, dictamino que se tenia que poner al joven conectado a los tubos.

Muerto:

De acuerdo con los médicos Stephen clinicamente estaba muerto sin oxigeno, es decir el 90% de su cerebro estaba gravemente dañado y si llegaba a sobrevivir seria un vegetal para toda su vida

“Fue muy triste verlo así conectado a tantas maquinas, sin embargo tenia la fe de que en poco tiempo saldría de todo eso”.

La familia de inmediato pidió a la iglesia oración por Stephen, y después de 3 días sin ningún tipo de progreso el joven desarrollo una infección por estafilococos en sus pulmones, pero Tammie y su familia no se dieron por vencidos.

“Sabia en el corazón que Dios nos quería ayudar, así que les hable a todos por Facebook para que hicieran ayuno y oración por mi hijo, porque solo el Señor podía sanarlo y lo restauraría por completo. Y fue ahi donde Dios hizo el milagro”, mantuvo Tammie.

– Ad –

Mejora:

Luego del ayuno y oración para Stephen la infección se fue y salio del coma, “Me siento tan agradecida y contenta”, recalco la madre. Al tercer día los médicos le explicaron que su corazón volvió al tamaño normal y funcionaba en un 80%. Los médicos no sabían que hacer ante ese gran acontecimiento por eso les dijo que todo lo había hecho Dios”.

El 18 de noviembre de 2011 después del ataque al corazón hace ya dos meses el joven se fue a su casa sin recordar nada de lo que había pasado en la cancha de fútbol, sin embargo ha sido una tremenda recuperación. “Ciertos familiares y compañeros oraban por mi en la habitación y me sentí tan bien”, subrayo Stephen. El chico continuo progresando al pasar por terapia, la familia compartió el testimonio completo en un libro que titularon “Another Slam Dunk”.

Comments

comments